17/1/08

Promesas que no valen nada

Se avecinan las elecciones en Andalucía y los candidatos comienzan a lanzar sus promesas tal y como corresponde por estas fechas. Una de las últimas viene de la mano de Chaves, el actual mandatario que, para hacer frente al aparente tirón de Arenas en Almería, promete nada más y nada menos que 9.000 viviendas para la provincia, "la mayoría de protección oficial, para los municipios con menos de 20.000 habitantes", comenta.

La primera impresión puede ser buena o convincente. Pero realizando algunos cálculos echando un vistazo rápido a casi todos los municipios que podrían y deberían ser beneficiados con esta promesa (con menos de 20.000 y más de 200 habitantes), éstos han resultado ser 82, con lo que a cada cada pueblo/ciudad le corresponderían 109 pisos o viviendas.

Si tenemos en cuenta, siendo realistas, que gran parte de las 109 viviendas no serán de protección oficial y que el reparto podría ser aún menor, ya que hemos puesto el margen mínimo en 200 habitantes, nos queda como resultado una promesa que, como ya cantaron Los Piratas, no vale nada o casi nada, sobre todo teniendo en cuenta lo que realmente la Junta podría ser capaz de hacer si se lo propusiese.

Esperemos que las próximas se adapten más a la realidad.

5 comentarios:

Diego Zamora dijo...

Hace años que decido mi voto por lo menos seis meses antes de las elecciones y paso de toda la campaña electoral.

La campaña electoral es la cara más fea de la política. Incluso la de los políticos que más admiro. Incluso.

puntoerogeno dijo...

Bueno, por lo menos la iniciativa es buena (aunque luego en iniciativa se quede jeje). Otros prometen viagra gratis para todos los mayores de ochenta años...
Un saludo!

J.D.Sánchez dijo...

Buen post. Yo no entiendo de datos -por mucho periodista que vaya a ser-, pero de algo que sí sé es de valores humanos y muchas veces es justamente eso lo que le falta a los políticos.
Es lo que tú mismo dicen en el titular, sólo hay "promesas que no valen nada" y tan sólo un continuum de mentiras con las que enriquecen los políticos su prestigio o llenan su bolsillo. Me gusta tu blog por eso mismo, porque eres justo con lo que piensas, con lo que sabes y no te lo callas. Serás buen periodista.
Un blog abrazo.
Pdta: Estoy concursando en posicionamiento web en google con un blog de tecnología de la información.
Es el siguiente: http://treponkidigital.blogspot.com
Hay que promocionarse jeje ;)

Guillermo Mirón dijo...

Bueno, yo realmente hago un poco como tú Diego, hago oidos sordos en la campaña lectoral y me guío por el mandato en general... ahora acaba de proponer un mega gratis de conexión a Internet... otra medida de más que dudoso beneficio, habrá que estudiarla más profundamente. La cosa es prometes como dice Alejandro.

Gracias J.D. y suerte con el concurso! Ya me irás contando.

Rafael del Barco Carreras dijo...

LOS “400 EUROS”



Rafael del Barco Carreras



Ante el poco carisma de los “pretendientes” se pasó a la promesa directa, material, sin embudos. De la ambigüedad de 150€ de Rajoy, a una en efectivo de 400€, cortó la puja al alza. Asegurar que algo tan poco prosaico decantó un millón de votos puede ofender a ese millón de votantes, pero si se tiene en cuenta que para varios millones, varios pueden ser cinco o seis, soñar con esa cantidad tan exigua amortiguará el diario batallar de parada en parada, de tienda en tienda, para encontrar la leche o el pollo más barato, se entiende la oferta, ¡y el voto! Los del Poder pasan a gran velocidad del catastrofismo por el precio del petróleo o las hipotecas basura, dirigido a encoger el corazón y el bolsillo de las grandes clases medias, a las promesas que ilusionen a los desilusionados, tan azotados por la vida que o no votan o les convencen por 400€.

Un fallo imperdonable los 150€. Máxime si a los cuatro meses de la promesa nadie de los que soñaron revolviendo su monedero ante un precio de su vital subsistencia cobrará un EURO, y los beneficiados, gran clase media, que pasarán por la gasolinera una vez más, verán absorbida la devolución por toda una cascada de subidas de precios.

TOTAL, los que “recibirán” esos 400€ ya tenían decidido a quien votar o no votar, y a los que decidió la oferta, NO RECIBIRÁN UN DURO. Y no entremos en otras promesas… para jóvenes… alquileres, plazos de hipotecas, ayudas… ¡que acudan a las ventanillas, y verán!... y para las nóminas ni “mileuristas”, y los viejos, las pensiones, retorno al catastrofismo, la CRISIS…a esperar el 2012…¿No da asco la Política a ras de suelo?.