25/2/10

Ajícara, revista cultural de Almería


Hubo un tiempo en el que en Almería, todo lo relacionado con la cultura estaba casi mal visto, las actividades de este tipo se daban a conocer con el boca a boca y la asistencia a las mismas era más bien escasa. No eran fomentadas por el Ayuntamiento y menos caso aún recibían por parte de los medios de comunicación.

Hoy parece que esta tendencia está cambiando. Todas las semanas hay diferentes ofertas culturales entre las que elegir y parece que el consistorio almeriense se empieza a dar cuenta de que una ciudad sin cultura, no es una ciudad.

En este contexto y para mi grata sorpresa nació Ajícara, una 'nueva' revista cultural almeriense, de divulgación gratuita y que no sólo recoge las actividades culturales más interesantes sino que también, a veces con mayor calidad o precisión que otras, aborda temas de actualidad o del pasado de nuestra provincia que los propios lectores pueden facilitar.

Que nazcan este tipo de publicaciones, sean bien acogidas como Ajícara lo está siendo y que la gente responda, es señal de que algo está cambiando en nuestra capital y provincia almeriense. Buenas (y culturales) noticias.

Además, si el éxito de este tipo de medios logra ser una realidad, quizás suponga la tan necesaria bofetada en la cara que tanto piden nuestros periódicos provinciales para que empiecen a mostrar por fin un poco de interés por la cultura en nuestra tierra.

Suerte a Sara y David, artífices del proyecto.

9/2/10

Un paso más allá en el uso del lenguaje belicista en periodismo deportivo

No solemos dedicar mucho tiempo al periodismo deportivo en El Sureste (últimamente a casi nada), pero hoy la portada del diario Sport obliga a ello.

Nunca ha hecho un periodismo mínimamente serio la prensa deportiva de este país, salvo algunas excepciones décadas atrás, pero lo de hoy es el culmen de un sinsentido que no es el Villarato en sí (sólo faltaba culpar a Relaño por inventarse o no lo que le apetezca en su medio) sino por la cancha que los demás medios le han dado, superándo la ridiculez de la propia invención de Relaño con sus contraataques.


Volvamos a la portada del Sport. ¿Qué hay que aniquilar o matar exactamente? Quizás se refieran a Relaño, que habrá que ver tras esto qué tal es recibido en Cataluña, por ejemplo. ¿Hay que matar a este pobre hombre por definir el Villarato? ¿Qué pasará cuando un árbitro vuelva a expulsar a alguien en el Nou Camp? ¿Quién asegura que un exaltado no puede saltar capaz de todo?


¿Qué o a quién hay que matar? El lenguaje belicista en el fútbol y el deporte venía viéndose como algo normal, dentro de unos límites hasta ahora, pero esta portada ha superado con creces esos límites.