4/4/12

Alberti y Huércal-Overa

Que sí, que ya sé que el artista mencionado en el título y la localidad que le sigue "no tienen relación" alguna, tal y como indica el concejal de Cultura de la ciudad, Antonio Lázaro (PP). Pero teniendo en cuenta el revuelo que ha producido la intención de cambiar el nombre del teatro del municipio, el Teatro Rafael Alberti (de hecho ya se ha eliminado, aunque aún no tiene una nueva denominación) voy a realizar algunas -modestas y humildes- sugerencias para aliviar la situación.

Como el principal argumento en el que el Gobierno local basa el cambio de nombre es el de la nula relación entre Alberti, andaluz universal y este pueblo, que no deja de ser de Andalucía, propongo desde aquí otra serie de centros culturales donde podrían situar el nombre de un huercalense ilustre o de otra personalidad más relacionada con su municipio, en lugar de tocar el nombre del poeta gaditano:

- Colegio San José de Calasanz: Este sacerdote nació en Huesca. Algo más alejado de Huércal-Overa que Cádiz. Fue un importante precursor de la pedagogía moderna en la educación, pero puestos a hablar de educación, la obra literaria de Alberti que es, reitero, siendo hijo de Andalucía, como esta ciudad.

- Colegio Virgen del Río: Que no dudo yo que la Virgen del Río no merezca tener un colegio, pero quizás quedaría mejor el nombre de un huercalense ilustre que el de una virgen en un centro público.

- También tenemos los colegios Tierno Galván y Príncipe Felipe, que tampoco sería mala opción.

Si hablamos de calles, la lista es más numerosa aún: La calle del Tornillo, calle de la Carretera, calle del Amanecer... y por no seguir.

Me parece más que legítima la intención de cambiar el nombre de un edificio o vía del pueblo para homenajear a un paisano ilustre. Es más, debería realizarse con más frecuencia. Pero el argumento de la falta de "relación" de Alberti con la ciudad andaluza de Huércal-Overa, no parece muy convincente.

Otro argumento esgrimido son las sombras acerca del proceso de elección del nombre en su momento. Por Internet, con número ilimitado de votos por vecino y abierto a cualquier internauta. Si quieren algo más democrático, ya pueden ir movilizando colegios y personas para un referéndum. Y si la abstención es mayoritaria, para qué hablar... Y si se hace por Internet, igualmente quedará fuera un amplio sector de la población de avanzada edad.

A los que admiramos a Alberti (incluido el concejal huercalense, que así también lo ha aclarado), siempre nos quedarán sus versos, aunque no sea en la puerta de un teatro o en tierra, sino a nivel del mar:

Si mi voz muriera en tierra
llevadla al nivel del mar        
y dejadla en la ribera.
Llevadla al nivel del mar 
y nombradla capitana        
de un blanco bajel de guerra. 
Oh mi voz condecorada 
con la insignia marinera:        
sobre el corazón un ancla 
y sobre el ancla una estrella        
y sobre la estrella el viento 
y sobre el viento una vela!