30/5/08

Los hermanos mayores no dan ejemplo

Hace poco hablamos de la cumbre que reunió a representantes de diferentes países con el objetivo de prohibir el uso, la fabricación y el almacenamiento de las bombas de racimo. La firma del tratado final nos deja con un sabor agridulce. Dulce, porque países como España y Reino Unido (además de 107 países más) apoyaron la eliminación total de este tipo de armas en los conflictos bélicos así como su producción. Y agrio, porque los principales productores de este tipo de arma, entre los que se encuentran Estados Unidos, Rusia, China, Israel o Pakistán no firmarán el compromiso.

Como siempre y los de siempre, vamos. Lástima que los actos de cuatro países determinados tengan más peso que los de cientos. A veces la buena voluntad de muchos no puede contra el interés de unos pocos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón, es una verguenza.

Atentmente: tu cuñado

(y con esto ya he realizado mi primera contribución al tan mencionado blog...)

Guillermo Mirón dijo...

Bueno, espero que primera y no última contribución.

Un saludo!!